Inicio > Bibliografía > Calidad de la información sobre salud en internet

Calidad de la información sobre salud en internet

Hace algunas semanas nos enviaron una revisión bibliográfica sobre la evaluación de la calidad de las páginas web con información sanitaria. El estudio lo hacen un grupo de Murcia.

En la introducción de la revisión ponen de manifiesto que el médico sigue siendo la primera fuente de información en temas de salud para el paciente. Mientras tanto, internet comienza a ser una fuente determinante para tener esta información.

Sin embargo describen dos dificultades en cuanto a la evaluación de la calidad de los sitios web sanitarios: por una parte la variabilidad del propio concepto de calidad y, por otra, la diversidad de criterios o indicadores de calidad descritos. Mientras no haya una herramienta adecuada para evaluar la calidad, la responsabilidad de la credibilidad que se dé a los sitios web sanitarios recae en los usuarios.

La revisión divide los estudios en cuatro grupos:

  1. los que describen criterios generales de calidad.
  2. los que describen las herramientas de evaluación.
  3. los que analizan los instrumentos de evaluación.
  4. y, por último, los que estudian a los usuarios.

En cuanto a los criterios generales, se establecen algunos consejos para determinar si una página web sanitaria es de calidad, como ejemplo la lista CARS (credibility, accuracy, reasonableness and support) o los 4 criterios desarrollados por Ramos (autoría, contenido, fecha de actualización y arquitectura informacional).

En las herramientas para la evaluación de la calidad se describen dos tipos, los códigos de conductas y la certificación. Entre los primeros destacan  la Guidelines for medical and Health Information Sites on the internet, desarrollado por la AMA; el proyecto de la Internet Health Coalition; y -quizás el más conocido- Health on the Net, con su código Hon Code. Entre las certificaciones destaca el proyecto elaborado por el Colegio de Médicos de Barcelona, Web Médica Acreditada, la más utilizada en español; y la Review Accreditation Commission, el sistema de acreditación más usado en EE.UU.

De los estudios sobre los usuarios destacan algunas conclusiones. Por ejemplo, un estudio realizado por la California HealthCare Foundation, determina tres tipos de usuarios: el sano, el recién diagnosticado y el paciente crónico y sus familiares. Cada uno de ellos hace un uso diferente de internet para buscar información sobre salud. En otro estudio realizado por el grupo de Eysenbach, demuestra que los usuarios encuentran la información que se proponen buscar aunque tardan más tiempo y no le dan importancia a los sellos de calidad, entre otras conclusiones.

—–

La reseña bibliográfica:

Conesa Fuentes, M. Carmen; Aguinaga Ontoso, Enrique (2009). «Evaluación de la calidad de las páginas web con información sanitaria : una revisión bibliográfica». BiD: textos universitaris de biblioteconomia i documentació, desembre, núm. 23. <http://www.ub.edu/bid/23/conesa2.htm&gt; [Consulta: 22-07-2010].

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: