Archivo

Posts Tagged ‘bibliografía’

Uso profesional de las TIC

La frecuencia de uso de internet en el lugar de trabajo difiere del uso doméstico, disminuyendo al 47,98% los residentes que utilizan internet a diario y al 25,25% los que lo utilizan al menos 3 veces por semana. Un 19,70% se conectan a la red una o dos veces por semana. Los que no se conectan o lo hacen una vez al mes suman un 7,08%.

Las actividades profesionales realizadas en la red más frecuentes entre los residentes encuestados son por orden de frecuencia:  buscar información en motores de búsqueda o portales (86,34%); consultar revistas biomédicas (82,44%); buscar información sobre cursos, seminarios y congresos (75,61%); acceder a sitios web de asociaciones e instituciones profesionales (62,44%); realizar actividades de formación a través de internet (57,07%); intercambiar información científico-técnica con otros profesionales (23,90%); en último lugar, se encuentra la participación en sitios de internet donde existen grupos de pacientes, con un 3,90% de residentes.

En cuanto a los motores de búsqueda específicos de medicinaPubmed es el más utilizado por los encuestados (94,63%), en segundo lugar se encuentra Gerión, el motor de búsqueda de la biblioteca virtual de Servicio Sanitario Público de Andalucía, bvsspa (25,37%). En tercer y cuarto lugar están Tripdatabase y Excelencia Clínica con un 21,46% y 9,76%, respectivamente. Otros motores de búsqueda señalados por los residentes son: Uptodate, mdconsult, Ovid, Wok, Cochrane, emedicine, Sciendirect y psicoevidencias. Google y google académico también es utilizado con fines profesionales.

Algunos sitios web de búsqueda bibliográfica tienen la opción de crear  una cuenta de usuario. Una manera de aproximarse al grado de aprovechamiento de estos recursos es a través del indicacor cuenta de usuario. Con este fin se les mostró a los residentes 4 sitios web (myNCBI, Tripdatabase, Biblioteca Cochrane Plus y Gerión) y se les solicitó que marcaran aquellos en los que estaban registrados como usuarios. Un 63,41% de los encuestados no tienen perfil en ninguna de los sitios propuestos. A pesar del alto porcentaje de residentes que utilizan Pubmed, sólo un 10,24% tienen cuenta en myNCBI, es decir un 10,82% de los usuarios de Medline. En el caso de Gerión, un 14,15% de los residentes tienen cuenta, lo que supone un 55,7% de los que utilizan este buscador. De los encuestados, un 11,71% cuentan con un perfil en la Biblioteca Cochrane Plus.

El portalEIR es la plataforma web de referencia para la formación, comunicación y colaboración entre de residentes de Andalucía, diseñada y gestionada por la fundación IAVANTE. El grado de utilización de este portal es: casi siempre (3,4%), a menudo (9,8%), algunas veces (76,1%) y nunca (9,3%). Por otra parte, la valoración que recibe el portalEIR -en una escala del 1 al 5 donde el 1 es la puntación mínima- es de 2,91 de media (desv típica 0,885).

Cuando se les pregunta a los residentes si consideran necesaria una formación específica en TIC dentro de su programa formativo, un 73,1% responden afirmativamente y un 8,3% no lo consideran necesario. El 14% no está ni acuerdo ni en desacuerdo.

Las dificultades más frecuentes para utilizar internet en la actividad profesional son por orden: lentitud de la conexión (71,2%); falta de tiempo (60%); restricciones de uso por parte del administrador (43,9%); poca disponibilidad en el puesto de trabajo de conexión a internet (25,4%); falta de seguridad y confidencialidad de los datos (20,5%); y finalmente, falta de formación específica (14,15%). Sólo un 5,37% de los residentes no encuentran dificultades para el uso de internet en su actividad profesional.

Cierre del cuestionario

Al cierre del cuestionario hemos conseguido la participación de 205 residentes de una población de 458. Esto supone una tasa de respuesta del 44,8%. Este valor es bruto, ya que aún tenemos que depurar los datos, principalmente revisando las respuestas incompletas y los residentes que no pertenecen a la unidad docente…

Según la bibliografía revisada, la tasa de respuesta en cuestionarios online se mueve en un rango entre 9 y al 94% [1], aunque una tasa del 20% o inferior no es infrecuente [2]. En el sondeo nacional a médicos realizado en Canadá en el 2007, la tasa de respuesta entre residentes de segundo año de medicina de familia fue del 30,8% con 4 recordatorios [3].

Si hubiéramos decidido realizar un muestreo en lugar de incluir a toda la población en la encuesta, asumiendo una frecuencia esperada del 50% con un error alfa del 0,05 y con el tamaño poblacional de 458, el tamaño muestral resultante hubiera sido de 209 residentes. Este dato lo hemos calculado a través de la aplicación Epi Info, herramienta gratuita creada por los CDC.

En cuanto a las características sociodemográficas de los encuestados encontramos que en cuestión de sexo, el 67,7% son mujeres y el 32,3% hombres. Por años de residencia tenemos:

  • R1: 28%
  • R2: 32,3%
  • R3: 20,4%
  • R4: 15%
  • R5: 4,3%

Ahora queda por demostrar si los respondedores del cuestionario son una buena representación de la población, según las variables sexo y año de residencia, datos que podemos saber de la población a través de la memoria del hospital.

En el caso del sexo, hemos calculado el intervalo de confianza del 95% de la proporción muestral de mujeres (67,7), dándonos un rango entre 61% y 74,4%. Dentro de este rango se encuentra la proporción poblacional (parámetro) mujer 62,3%.

Para esta recogida de datos se envió el 21 de julio, a través de la secretaría de la Unidad Docente del Virgen del Rocío, un correo en el que se explicaba el proyecto y en el que se invitaba a responder al cuestionario, mediante un enlace. Se enviaron tres correos recordatorios, el 28 de julio, el 8 y 15 de agosto. Además se envió un correo el 22 de julio explicando los fallos del sistema, que se aprovechó como recordatorio.

De manera informal se  llevó a cabo varias acciones para aumentar la tasa de respuesta: estrategia viral a través de correos electrónicos entre los conocidos, para que se reenviara el enlace al cuestionario; creación de evento en facebook; animar personalmente a los residentes encontrados en la cafetería del hospital.

  1. Braithwaite D, Emery J, De Lusignan S, Sutton S. Using the Internet to conduct surveys of health professionals: a valid alternative? Fam Pract. 2003 Oct;20(5):545-51. PubMed PMID: 14507796.
  2. Cook C, Heath F, Thompson RL. A meta-analysis of response rates in web- or internet-based surveys. Educational and Psychological Measurement 200; 60;821
  3. Grava-Gubins I, Scott S. Effects of various methodologic strategies. Survey response rates among canadian physicians and physicians-in-training. Can Fam Physician 2008;54:1424-30.

El concepto de eHealth.

28 julio, 2010 2 comentarios

Quizás uno de los primeros pasos a dar en cualquier investigación sea aclarar o definir los términos que se utilizarán. En nuestro caso el término es electronic Health, eHealth o e-Health (eSalud, en español), algo que parece sencillo a primera vista, pero que finalmente no lo es tanto.

En 2005 Oh et al, del Centre for Global eHealth Innovation, realizaron una revisión sistemática del término eHealth, neologismo que ha sido aceptado de forma general aún cuando, según los autores del estudio, no existe un  significado que haya sido acordado de manera explícita.

El estudio escogió 51 definiciones obtenidas de revistas científicas, pero también de literatura gris editada en papel o en internet. Estas definiciones abarcaban un amplio rango de términos, pero no mostraron un consenso claro. Los dos únicos términos que se repitieron en todos fueron Health y Technology. El término Health fue más utilizado en su acepción como provisión de servicios (health care, health system, health industry) y no tanto como un resultado. No obstante, el término eHealth hereda los problemas que ya tiene el propio término Health.

Otros términos menos generales fueron: commerce, activities, stakeholders, outcomes, place, and perspectives. Un aspecto que destacan los autores es que en todos los casos, el término eHealth tiene una connotación positiva. La definición más referenciada es la de Eysenbach y publicada en la editorial de JMIR en 2001:

e-health is an emerging field in the intersection of medical informatics, public health and business, referring to health services and information delivered or enhanced through the Internet and related technologies. In a broader sense, the term characterizes not only a technical development, but also a state-of-mind, a way of thinking, an attitude, and a commitment for networked, global thinking, to improve health care locally, regionally, and worldwide by using information and communication technology.

Además propone que la e de eHealth no es sólo de electronic, sino además de: efficiency, enhancing quality, evidence based, empowerment, encouragement, education, enabling, extending, ethics, equity, easy-to-use, entertaining and exciting.

Con el mismo título que utilizó Eysenbach en su editorial -What is the e-Health?- han ido apareciendo una serie de artículos en la misma revista que ahondan en esta temática:

What is the e-Health? (3). Systematic Review, que ya hemos comentado.

What is the e-Health? (4). A scoping exercise to map the field (marzo 2005).

What is the e-Health? (5). A Research Agenda for eHealth Through Stakeholder Consultation and Policy Context Review (noviembre 2005).

What is the e-Health? (6). Perspectives on the Evolution of eHealth Research (marzo 2006).

Referencia:

– Oh H, Rizo C, Enkin M, Jadad A. What is eHealth?: a systematic review of published definitions. World Hosp Health Serv. 2005;41(1):32-40. Review. PubMed PMID: 15881824. (En wikipedia podéis encontrar algunos de los términos que analizaron).
-Eysenbach G. What is e-health? J Med Internet Res. 2001 Apr-Jun;3(2):E20. PubMed PMID: 11720962; PubMed Central PMCID: PMC1761894.
-Pagliari C, Sloan D, Gregor P, Sullivan F, Detmer D, Kahan JP, Oortwijn W, MacGillivray S. What is eHealth (4): a scoping exercise to map the field. J Med Internet Res. 2005 Mar 31;7(1):e9. Review. PubMed PMID: 15829481; PubMed Central PMCID: PMC1550637.

Revista eSalud

Hoy hemos recibido el último número de la resvista eSalud, concretamente el número 23 del volumen 6. Esta revista es editada por la Fundación eSalud que define la eSalud como:

La eSalud no es un modo alternativo o adicional de atención sanitaria como consecuencia de la aplicación de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), sino una forma diferente de prestar servicios de salud tradicionales.

La revista se creó en 2005 y tiene una tirada trimestral. El acceso al contenido es libre, ya que tienen una licencia creative commons, permitiendo la descarga de los artículos en formato pdf.

En este número, su editorial habla de la importancia de las TIC en el manejo de los pacientes crónicos, y pone como ejemplo el libro publicado por OPIMEC, y presentado en la EASP: When people live with multiple chronic deseases (se puede descargar gratuitamente en la página de OPIMEC).

Hay un artículo que nos ha gustado especialmente. El artículo cuenta la puesta en marcha de un servicio de TeleUci en zonas selváticas de difícil acceso en Colombia y cómo esta medida tiene un impacto en la morbimortalidad, resultando costo-efectiva no sólo para la organización sino también para los pacientes y famliares.

Las conclusiones del estudio son muy interesantes. Entre ellas destacamos las dos siguientes:

  • Se trata de un modelo reproducible en todos los países pobres o en vías de desarrollo del mundo, permitiendo acceso a las nuevas tecnologías y generando equidad social.
  • Es necesario desarrollar herramientas pedagógicas autóctonas que tengan en cuenta y respeten la cultura e idiosincrasia de los pueblos, para lograr la penetración y socialización de las TICs entre las personas vulnerables, beneficiarias del modelo.

Daño asociado al uso de información sobre salud en Internet

Aunque este artículo es viejo -publicado en 2oo2- es el único que hemos encontrado donde se hable del daño que ha provocado el uso de internet para conseguir información sobre salud.

En concreto se trata de una revisión sistemática donde buscaron estudios con las palabras claves harm e internet. El estudio define daño como físico (efectos adversos, tratamiento incorrecto), emocional (falsas expectativas, ansiedad por pronóstico erróneo) o económico (segundas opiniones, gastos en pruebas diagnósticas no necesarias).

Finalmente fueron incluídos sólo 3 artículos. El primer estudio recoge dos casos de distrés emocional debido a una estrategia de búsqueda inapropiada. El segundo recoge un caso de intento de interrupción de embarazo tras una mala comprensión de un diagnóstico y consiguiente mal uso de palabras claves en la búsqueda en internet. Por último, el tercer artículo presenta un caso de auto-medicación que resultó en fallo hepático y muerte.

Los autores de la revisión plantean algunos motivos que podrían explicar la escasez de información entorno a daños relacionados con información de salud sacada de internet:

  • Encontrar información en internet no supone usarla. Argumentan que los pacientes pueden ser más críticos con la información que encuentran de lo que los profesionales sanitarios estamos dispuestos a reconocer.
  • Sentimiento de culpa o de intimidación por parte de los pacientes. Esto haría que no quisieran reconocer que su problema de salud se debe a información encontrada en internet.
  • La no consideración de internet como una causa de efectos adversos por parte de los médicos.
  • La no publicación de casos de daño relacionados con internet, bien por no considerarlo interesante el médico o bien por haber sido rechazado por los editores de las revistas médicas.

La revisión se cierra comentando la experiencia de DAERI (Database of Adverse Events Related to the Internet), iniciativa europea para recoger de forma sistemática cualquier posible daño causado por internet. Sin embargo, no hemos conseguido información en la red sobre esta base de datos, salvo un artículo de Eysenbach, investigador del Centre for Global eHealth Innovation

Referencia: Crocco AG, Villasis-Keever M, Jadad AR. Analysis of cases of harm associated with use of health information on the internet. JAMA. 2002 Jun 5;287(21):2869-71. Review. PubMed PMID: 12038937.

Nuestra bibliografía en Pubmed

Para facilitar el acceso a la bibliografía que estamos utilizando y utilizaremos en esta tesina hemos creado una lista pública en pubmed, a través de my NCBI.

Esta herramienta permite guardar las búsquedas que se hacen en pubmed, organizarlas por temas de búsqueda, compartirlas con otros usuarios y otras posibilidades… Es un ejemplo claro de 2.0 aplicado a la salud.

Podéis visitarla aquí: View my collection, “TICs” from NCBI

Además, la hemos dejado como enlace y también en la página de Bibliografía. Esperamos que os sea de utilidad.

Categorías:Bibliografía Etiquetas: , , ,