Archive

Posts Tagged ‘e-Paciente’

La ley de Cuidados Inversos 2.0

25 enero, 2011 1 comentario

Esta semana hemos comenzado a colaborar en un proyecto del Grupo de Investigación Internet  y Salud de la Escuela Andaluza de Salud Pública. En concreto, participamos en la edición de un blog dentro de misaludenred.

Hoy hemos realizado una entrada, que reproducimos aquí.

 

Leer más…

¿Por qué tiene que estar un hospital en Facebook?

17 enero, 2011 2 comentarios

Copiamos el título de la penúltima entrada en el blog salud y gestión,  donde  hace una reflexión que merece nuestra atención.  Lo copiamos (y no comentamos allí mismo) porque nos gustaría hacer una aportación  sobre este mismo tema  -la presencia de los hospitales en las redes sociales- añadiendo otras ideas, hechos que observamos y planteando dudas que nos surgen.

Hace días leíamos una tribuna en Diario Médico titulada: Un hospital más abierto al profesional y al paciente gracias a la web 2.0,  que comenzaba de la siguiente manera:

En los últimos meses se habla del cambio que deben dar los profesionales sanitarios para adaptarse a los nuevos tiempos, marcados por las ventajas de la web 2.0. Pero no se habla tanto de las instituciones sanitarias, como los hospitales, que también pueden sacar un gran partido de herramientas como las redes sociales.

Cuestión de Marketing.

Es fácil entender las oportunidades que ofrecen las redes sociales a las empresas como medios para desarrollar su estrategia de marketing y atraer clientes potenciales. Estas oportunidades son extensibles a las empresas sanitarias -incluídos hospitales privados- que entienden las redes sociales como un escaparate donde mostrar su actividad, en especial en países donde el sistema de salud no es público, como ocurre en EE.UU.

Pero ¿qué ocurre cuando un hospital es público? ¿necesita atraer a su población asignada? ¿Se puede hacer algo más que marketing en las redes sociales?

Cuestión de atributos.

A nosotros nos resulta muy difícil comprender de qué manera una institución puede ser social en el mismo sentido en el que hablamos de la web 2.0 ó la web social. Es decir ¿cómo dialoga, cómo colabora una organización como lo hacemos nosotros?

A nuestro entender, dialogar, colaborar y otras acciones que definen la web social son atributos que pertenecen a las personas y no a las organizaciones. En todo caso estas lo hacen a través de sus miembros, los trabajadores teniendo en cuenta nuestro caso.

Por tanto ¿quién está detrás de la cuenta de Twitter o de Facebook de un hospital? ¿El gerente, el director médico, un periodista, una empresa de marketing? ¿Con quién estamos dialogando?  Un valor que tiene la web social es precisamente conocer al interlocutor, de ahí el interés de las desconferencias desvirtualizantes

Cuestión de números.

El objetivo es acercar la institución al público y viceversa. No sólo queremos informar de forma más sencilla y rápida, sino poder escuchar al paciente y al profesional sanitario.

¿Es posible escuchar a través de las redes sociales -tipo Facebook y Twitter- a una población asignada de 550.000 personas como ocurre en un hospital? Por otra parte ¿sería posible comunicarse con 8.000 trabajadores? Difícilmente sería posible…

Cuestión de recursos.

Aun siendo posible ¿cuánto personal haría falta para seguir a más de medio millón de habitantes en Twitter? Porque no basta con ser seguido, es necesario seguir para que haya comunicación, diálogo… Posiblemente habría que duplicar el número de personas dedicadas a la atención al usuario.

Cuestión de justicia.

¿y si no todos los pacientes están en Twitter o Facebook? ¿Estaríamos asignando recursos y dando un servicio al que no toda la población tiene acceso? Podríamos estar ante un ejemplo claro de la Ley de Cuidados Inversos 2.0 que ya comentaba Paco Lupiañez en su blog.

Cuestión de sentido común.

La principal es que permite la conversación, pues el usuario, paciente o médico, dispone de un canal en el que poder comunicarse directamente, mejorando la fluidez de otros modelos tradicionales, y aportando transparencia al proceso…

Las facilidades que se espera aportarán la web 2.0 ¿son un reflejo de lo que ya ocurre en los hospitales? ¿se puede comunicar actualmente el trabajador dentro de la organización con la misma facilidad como se pretende por Twitter? ¿Puede hacer uso de las herramientas 2.0 dentro de la organización? ¿tiene el paciente ingresado las mismas posibilidades de comunicarse con el hospital como podría hacerlo otro desde su casa a través de Facebook?…

Sin embargo campañas como Internet en la consulta, una necesidad nos demuestran lo mucho que queda por andar.  No dejemos para lo 2.0 lo que podemos hacer en el 1.0.

¿Qué es lo que debería hacer un hospital con la web 2.0?

Desde nuestro punto de vista, los hospitales -como organizaciones- lo que deberían hacer es facilitar que sus trabajadores desarrollen sus funciones haciendo uso de la web 2.0 cuando sea necesario, porque un hospital será 2.0 -si es que esto es posible- en la medida en que sus trabajadores los son.

A modo de ejemplo, un hospital 2.0 sería el que:

  1. tiene wifi para sus trabajadores.
  2. no “cape” el uso de internet, dejando a sus trabajadores usar servicios como youtube, dropbox, twitter, facebook…
  3. crea redes sociales para sus propios trabajadores.
  4. permite el uso de skype para  la comunicación entre profesionales y entre profesionales y pacientes.
  5. crea espacios colaborativos donde gestionar el conocimiento.
  6. forma a sus trabajadores en el uso de las TICs.

y un largo etcétera…

Relación médico-paciente

En este tercer bloque del cuestionario, relación médico-paciente, hemos querido explorar cómo internet y las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) influyen o podrían influir en esta relación. En la introducción del protocolo hacemos un breve repaso del concepto e-paciente y los desafíos que supone para esta relación. Más adelante publicaremos el marco teórico en el que se encuadra la tesina y donde trataremos más a fondo este tema.

De los residentes encuestados, 170 (82,9%) están en contacto con pacientes en su práctica profesional diaria. Cuando se les pregunta si recomiendan a sus pacientes que consulten sitios web con información médica o de salud –prescripción de información- el 60,5% reconoce no hacerlo nunca; un 21,0% lo hace algunas veces; y sólo un 1,5% prescriben información a menudo. En relación a la cantidad –en una escala Likert- de pacientes que comparten o discuten la información encontrada en internet sobre salud, el 42,4% de los residentes dicen ser algunos pacientes; un 22% pocos pacientes; y un 11,7% muchos pacientes.

Se ha preguntado a los residentes si consideran que el uso de internet con fines sanitarios por su parte así como por parte  del paciente mejora la relación médico-paciente: un 49,4% está en desacuerdo o totalmente en desacuerdo. Por el contrario, los que se muestran de acuerdo y totalmente de acuerdo suman un 10,8%. Un 39,8% consideran que no tiene efecto sobre la relación. En cuanto a si el uso de internet por el paciente cuestiona los conocimientos del médico, un 84,9% de los encuestados están de acuerdo o totalmente de acuerdo con esta afirmación. En el otro lado, sólo un 6% se muestran en desacuerdo o totalmente en desacuerdo, es decir, no consideran que el uso de internet cuestione sus conocimientos. En cuanto al efecto que tiene internet en la mejora de conocimientos por parte del paciente (empoderamiento), así como la facilitación del tratamiento (adherencia), un 22,3% de los encuestados apoyan esta afirmación. Por el contrario, un 42,7% se muestran contrarios. Por último, un 34,9% de los residentes no se muestran ni a favor ni en contra.

Para conocer las facilidades que ofrecen los residentes a los pacientes se para contactar con ellos, se ha preguntado qué medios facilitan para comunicarse con sus pacientes. De este modo, el teléfono corporativo es el más utilizado (6,3%), seguido del correo corporativo (5,9%). El teléfono móvil se encuentra en tercera posición (2,9%); y en último lugar están las cuentas a redes sociales. Un 12,7% reconoce no facilitar ningún medio para el que el paciente pueda ponerse en contacto.

El 27,6% de los europeos buscan en internet información sobre salud.

Según el Eurostat de 2008, el 27,6% de los europeos buscan información sobre salud en internet, ya sean para ellos o bien para familiares. En el caso de España, nos encontramos por debajo de la media, en concreto somos un 24,8% los españoles que buscamos información relacionada con la salud en la red. Los países que encabezan la lista son Finlandia con un 50,8% y Holanda con un 45,9%.

Otros datos que arroja esta fuente son, por ejemplo el porcentaje de población que obtiene cita con su médico a través de internet: la media europea ronda el 0,5%, siendo el valor español del 0,4%. Esto demuestra lo mucho que hay que avanzar en alfabetización digital y en acceso a internet.

Además de esta información, en el sitio del Eurostat, se puede encontrar un apartado dedicado a la salud, en el que se puede consultar datos sobre mortalidad, años de vida saludable al nacer, tabaquismo, médicos, número de camas hospitalarias… de los países que conforman la Unión Europea. También es posible descargarse algunas publicaciones.

Fuente: hemos tenido acceso a esta información a través del portal del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información (ONTSI), que pertenece a la empresa pública red.es, y que cuenta con una sección de Sanidad, donde se puede descargar el informe: las tic en el SNS.